Es muy usual tener problemas en el baño, averías cotidianas que nos estropean el día porque parecen difíciles de reparar, pero lo cierto es que se trata de una técnica sencilla que siguiendo unos pasos podemos arreglar sin la ayuda de un técnico especializado, ya que las piezas para repararlo son fáciles de encontrar y el mecanismo es relativamente sencillo de arreglar. Para empezar comenzaremos hablando del tanque del baño, donde se contiene el agua necesaria para descargar el retrete y ocultar los aparatos de plomería que llenan y vacían el tanque.

Lo cierto es que las nuevas tecnologías y los nuevos materiales han desarrollado nuevas resistencias y mecanismos que ayudan a que no se estropee de forma tan fácil estos mecanismos. Desde servicio de fontanería 24 horas le indicamos que es conveniente que usted conozca en detalle las piezas de su baño para que pueda familiarizarse y posteriormente continuar arreglándolos de forma sencilla para que no sufra más averías graves que le molesten incondicionalmente.

Los dos bloques principales son por un lado la válvula de llenado y la válvula de descarga del baño, dos piezas fundamentales que harán que su baño se averíe. Lea con cuidado todos los pasos que le vamos explicando y si no entiende algo lo mejor es que consulte con un especialista. Recuerde lo positivo que es reconocer nuestras limitaciones técnicas y que no todos tenemos que tener facilidad para realizar este tipo de procedimientos de fontanería doméstica.

La válvula de llenado

Por un lado encontramos la mencionada válvula de llenado, que  es el mecanismo que llena el tanque de agua y hace que esté cargado para las siguientes descargas de agua, que son las que realizan la limpieza interna del inodoro, sustrayendo los materiales que queremos arrastrar a las tuberías. También se le conoce como válvula de flotador o a veces como válvula de reabastecimiento. Lo cierto, además es que existen 4 tipos de válvulas diferentes, que son las que harán que podamos detectar la avería fácilmente: las válvulas que podemos reconocer son por ejemplo la válvula de llenado tipo émbolo, otro tipo de válvula que se llama tipo diafragma, por otro lado usted encontrará la válvula de llenado tipo taza y finalmente la válvula de llenado tipo sin flotación. La Válvula de descarga es la que liberaliza el agua acaparada en el tanque, intercepta el flujo de agua en el baño y permite que el tanque se llene para usarlo reiteradamente, las veces que hagan falta. En un hogar se calcula, siempre que en este habiten 3 o 4 personas, que se utiliza unas 15 veces, y así pues, en una semana esta válvula debe activarse y desactivarse hasta 90 veces en una semana.

fontanero-barcelona-tuberia

Es por eso que esta válvula debe mantenerse en buenas condiciones y sobre todo tener cuidado de que no se estropee o pierda agua, ya que esto nos puede costar mucho dinero al final de mes en la factura del agua, ya que supone un gran problema. Es el ensamble que cierra al llegar a lo alto del tanque e incluye el tubo de desagüe y el asiento de la válvula. La válvula de descarga tiene dos variaciones comunes que se usan para sellar el asiento, por un lado encontrar el asiento de caucho de flotador o el flotador  o más conocido quizá por los expertos como asiento de válvula.

Sigamos de este modo analizando estos componentes para que usted conozca las piezas de su baño  una vez desmontado pueda volver a montarlo de nuevo sin tener demasiados problemas, ya que esto podría costarle un disgusto. Un componente clave del inodoro es el tanque, que se coloca siempre y en todas las circunstancias sobre la base del inodoro. El tanque tiene una cantidad definida de agua y cuando el mango es empujado hacia abajo, el agua del tanque se libera.

Este proceso es el que se llama de enjuague, y hace que los residuos de su inodoro desaparezcan hacia las tuberías rápidamente.

El tanque está fijado con tornillos y de vez en cuando, debido al uso reiterado de la taza este puede aflojarse. Lo que deberemos para volver a arreglarlo y que éste funcione con normalidad será quitar los tapetes o cualquier otro mueble del área alrededor de la taza del baño para tener espacio para trabajar.

Después, seguidamente después de este proceso, lo que deberá hacer es levantar la tapa del inodoro y retírala para que la válvula de suministro del inodoro quede finalmente liberada y usted pueda maniobrar de forma sencilla y más cómoda.

Primeros pasos

Después, cuando haya finalizado este paso, debe encontrar con una manguera o tubo que va desde el extremo de la válvula a la entrada del tanque del inodoro. Para descargar el tanque definitivamente tire de la manilla y así el flujo del agua podrá continuar liberándose con normalidad. Después continúe presionando hacia abajo la manija después de descargar para que toda el agua dentro del tanque pueda salir. Enjuaga todo el agua que queda en el tanque con una esponja y desenrosca el acoplamiento que conecta la manguera de alimentación.

Inserta un destornillador en la parte inferior del depósito y utilízalo para mantener el tornillo del tanque en su lugar. Afloja los tornillos de la parte inferior del tanque usando una llave inglesa con la otra mano. Haz esto con tantos tornillos sea necesario. Levanta el depósito de la parte trasera del inodoro y retíralo.

fontanero-barcelona-baño

En cuanto pueda, debe aislar las cubiertas de la cabeza de los tornillos de la base del inodoro a cada lado girando hacia fuera y separar las tuercas del depósito con una llave. Después deslice suavemente y con cuidado, intentando mantenerlo fuerte y erguido, un utensilio afilado que le ayude a reducir la masilla. Empuja la taza ida y vuelta hasta que se suelte del piso. Después, con cuidado, coja una espátula y limpie cualquier resto de masilla que haya quedado para quitar la suciedad y el moho en el área con un limpiador de baño. Finalmente continúe el proceso introduciendo pernos de la brida a cada lado de la brida con las roscas orientadas hacia arriba.  Después levanta el tazón hacia arriba y mantenlo sobre la brida. Si la tasa es pesada pide a alguien que te ayude. Baja lentamente la taza al suelo. Consulte después y con mucho cuidado a medida que baja para asegurarse de que los tornillos están llegando a los agujeros de la base del inodoro. Una vez que el recipiente está colocado, presiona en su lugar en el suelo. Inserta las arandelas de plástico en los tornillos primero, seguidas por las arandelas metálicas.

Colocación

Coloque el tanque en la parte superior de la taza, alineando la junta en la parte inferior del depósito con el orificio en la parte posterior de la taza. Una vez que el tanque está puesto, inserte los pernos del tanque a través de los agujeros en la parte inferior del tanque.  Después lo que deberá hacer será abrir de nuevo el suministro de agua para permitir que el tanque de agua se complete totalmente de agua de nuevo y así continuar el procedimiento de pruebas, que es muy sencillo: simplemente después de que el tanque se haya llenado completamente lo que deberá hacer es que se descargue el tanque y finalmente comprobar con mucho cuidado que debajo de la taza del baño no haya pérdidas de agua. Apriete después  los pernos del tanque si es necesario e inserte un tubo de masilla en la pistola de calafatear.

Existen otros conflictos en nuestro baño o retrete más fáciles de arreglar. Uno muy usual es cuando la taza se está balanceando y no nos encontramos cómodos en la taza del baño, lo cuál nos puede ocasionar muchas molestias a las que no estamos acostumbrados.

Lo que puede hacer entonces es coger un sellador de cera entre el drenaje en el suelo y unas  cuñas de plástico que se pueden conseguir en los centros de reparaciones y fontanería, que además resultan bastante baratas. Una vez hayamos quitado o retirado con cuidado las tapas de la parte superior del inodoro unidas con pernos en su base deberá aflojar con los utensilios necesarios los pernos con una llave. Después debe retirar con cuidado la masilla de silicona que haya entre la base del inodoro para que ésta se mueva más libremente y pueda introducir  las cuñas de plástico.

Último paso

Después puede levantar el asiento del inodoro y colocar un nivel por el bol del mismo de forma que los extremos queden apuntando lado a lado. Después debe meter  las cuñas de plástico entre la base del inodoro y el piso donde debe nivelarse el aparato y apretar la cuña con un martillo que no sea metálico para que todo encaje de forma más correcta.  Cuando  la base del inodoro quede ajustado deberá cortar las puntas expuestas de las cuñas de plástico. Si tu baño es muy grande, es necesario hacer que un fontanero realice la reparación. Recuerde que si lo ha sustituido por una taza de madera, es muy probable que con la humedad esta se vuelva a estropear ¡Mucha suerte!

Artículos que pueden interesarte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies