El horno de gas es un aparato que parece un sistema cuadricular modular que tiene la función de coger el frío y reservarlo para limpiarlo con un filtro de aire. Posteriormente éste sistema de reconducción del calor lo que hace es calentar la placa con un sistema sencillo de quemador de gas usando un intercambiador de calor de acero inoxidable y posteriormente distribuyendo el aire caliente con un soplador a través de la red de conductos de su casa. El aire caliente entonces se enfría en las diferentes habitaciones de su hogar y regresa al horno a través de rejillas de regreso y conductos . Por otro lado, nos encontramos las calderas de gas de su hogar que funcionan de forma sencilla pero lo cierto es que realizar la reparación de éstas no es nada sencillo, es ese caso será necesario obtener la ayuda de un profesional en reparación de hornos.

De todas formas, como estábamos comentando, en los hornos el  aire frío que regresa entra a través del filtro de aire al horno para completar otro ciclo se queda dentro de este sistema para producir el calor de forma interior y así nosotros poder utilizar estos módulos de calor para poder cocinar. Algunas veces hay un humidificador cubierto en el horno o en el conducto de regreso del aire. Los hornos vienen en diferentes eficiencias para saber hasta qué punto y cómo estamos consumiendo la energía que después se utilizará para calentar el aparato. De vez en cuando las cosas no funcionan de la manera correcta y necesita solucionar problemas de un horno de gas, aunque, sin embargo, la gran mayoría de los hornos nuevos tienen encendedores electrónicos y requieren de soluciones de problemas especiales.

Por otro lado, tenemos otro conflicto en nuestro hogar: se trata de identificar las averías de los dispositivos de agua caliente, que  son uno de esos electrodomésticos de los que dependemos absolutamente cada día y las averías son muy molestas, ya que nos cambian casi nuestra organización del día y la forma que tenemos de reorganizarnos el día. De todas formas, los calentadores. ya sean a gas o eléctricos generalmente son muy confiables y sosegados. Los calentadores de agua pueden durar una década o más y con esta simple guía de tres pasos puede extender el periodo de vida de su calentador de agua y hacer que dure muchísimo más, lo cuál le ayudará, al fin y al cabo, a ahorrar mucho dinero ¡Ya verá como le ayudará mucho este modo de realizar las cosas! Para empezar, así pues, lo que debe hacer es bajar la temperatura y seguir este proceso tocando la válvula.

Comprobar las válvulas

Pruebe la válvula T&P de la válvula de escape y recree de forma sencilla un drenado sencillo y rápido. Así podrá comprobar cuál es el nivel de energía del aparato y saber si podrá solucionar la avería de inmediato o usted en cambio necesitará una ayuda extra en este sentido, ya que como ya hemos comentado anteriormente, tener agua caliente a la mano se ha vuelto básico en nuestras vidas.

barcelona-electrodomesticos

Sin embargo, damos por hecho todo lo que implica tener esta ventaja cómoda e imprescindible en la actualidad. Por otro lado cabe añadir que a diferencia de los calentadores de agua sin tanque, los típicos calentadores de gas y eléctricos usan un tanque de almacenamiento aislado. Los calentadores de agua son, por lo general muy confiables, pero fortuitamente tienen trabas. Los problemas mas típicos y que resultan más molestos de este tipo de calentador suele ser que no calienta el agua,  o bien que la producción de agua caliente no es adecuada, o bien que el agua que se extrae de color óxido o bien puede ser que el aparato haga un ruido desagradable.  A diferencia de los calentadores de agua sin tanque , los calentadores de tipo estándar a gas y eléctricos utilizan un tanque de almacenamiento aislado.

También puede darse el caso de que resulte sin más una fuga alrededor de la base del calentador, así que antes de localizar cualquier problema en un calentador de agua, deberás prepararte de manera segura para el trabajo apagando el calentador de agua eléctrico y girando la válvula de control piloto . Después y seguidamente lo que debe hacer es cerrar el suministro de agua del calentador de agua.

Sin embargo, lo más usual y lo que más suele preocuparnos, a pesar de que es una avería muy común en los hogares de todos los españoles, es que el calentador deje de extraer o producir agua caliente. Esto puede darse por muchas causas o principios, pero algunas de las causas por las que quizá su calentador de agua no está funcionando puede ser porque o bien no sale agua caliente porque  el piloto de gas defectuoso, el termopar de gas defectuoso, la válvula de control del piloto es defectuosa o el termostato eléctrico es defectuoso. Una vez hayamos detectado cuál es la pieza que nos está fallando, lo que debemos hacer es comprobar la llama del piloto de gas y el funcionamiento del piloto. Seguidamente, lo que debes volver a hacer es colocar la válvula de control del piloto. Si hay suministro de electricidad al termostato eléctrico, vuelve a colocar el termostato o el elemento calentador.

Problemas en la demanda de agua caliente

El tubo de inmersión está estropeado por una causa que no acabamos de identificar (lo cuál tampoco es necesario para que nosotros podamos pasar a proceder con la reparación), lo que hace que el agua fría y la caliente se mezclen en el tanque y esto hace que el agua no salga puramente caliente, con lo cuál la extracción de agua de los grifos es simplemente tibia, lo cuál no nos ayudará en ningún caso a mejorar nuestra situación.

Un suministro inquebrantable de agua tibia durante una ducha es ejemplo de un elemento calefactor que no funciona, mientras que cuando en la ducha  sale muy brevemente el agua caliente, es decir, la extracción de agua es de corta duración de agua caliente durante la ducha es indicativo de un elemento calefactor inferior defectuoso. Es entonces cuando tu deberás pasar a analizar la situación y comprobar que la demanda de agua caliente no supere la capacidad del calentador.

electrodomesticos-barcelona

Así pues es muy importante, casi imprescindible, de hecho, que el calentador funcione a un 75% de su capacidad de agua caliente. Para acordar la capacidad requerida, lo que debe pasar es que usted desconecte la entrada de agua fría y la tubería y elimina el tubo de inmersión. Entonces, seguidamente , debe empezar a comprobar su estado y reemplazarlo en el caso de que sea necesario. Compruebe seguidamente y de forma fácil y sencilla si la tubería está cruzada cerrando el suministro de agua al calentador.

Por fin y para acabar lo que deberá hacer es abrir el grifo de agua caliente, entonces deberá esperar durante unos segundos para comprobar cómo y a qué temperatura está saliendo el agua. Si no hay agua que esté saliendo de forma rápida y sencilla, existe una conexión cruzada en alguna parte. Entonces el siguiente paso será comprobar si hay una tubería de agua caliente conectada a una conexión de agua fría del calentador o de electrodomésticos como lavadora. Finalmente, vuelva de nuevo a la válvula del piloto.

Debe observar con detalle si la llama del quemador es la adecuada, pero, sin embargo, si la llama de gas natural no es azul, significará que existe una avería. Las llamas de los calentadores a gas deben de tener un color concreto, debe ser de un azul brillante, con un toque de amarillo en su parte superior. Una llama de propano debe tener una llama de color verde azulado.

Si quiero cambiar algún elemento

De todos modos, lo que usted debe hacer es sustituir el elemento calefactor de agua y limpiar de sedimentos el depósito en primer lugar. Si los elementos contrastados están en orden, comprueba el suministro eléctrico en el termostato superior. Si funciona bien, manifiesta el termostato inferior y lo deberás suplir si es necesario. Sin embargo, si la barra del ánodo de sacrificio está fallando lo que deberá hacer es remplazar la barra del ánodo de sacrificio con una barra de ánodo de magnesio. Por otro lado, si el agua está fallando y huele mal, eso se deberá a que  existe una fuerte y resistente presencia de bacterias en el sedimento del tanque que se alimentan con gas de hidrógeno producido a partir de la descomposición. Para solucionar este problema lo que deberás hacer es utilizar  una solución de peróxido de hidrógeno de un litro de peróxido al 3% por 40 galones de agua y seguidamente lavar el tanque con la solución y deja que corra un poco de ella en las tuberías de agua.

Recuerda entonces que es muy importante dejar la solución de peróxido en el tanque y las tuberías por 2 horas y si el inconveniente continúa, reemplaza el ánodo con un ánodo de aleación de zinc. Finalmente recuerda siempre eliminar los sedimentos purgando el calentador de agua.

¿Le gustaría informarse sobre otros consejos de interés?

Última Modificación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies